>

BERRUTTI FOUNDATION
Si la voluntad particular del artista tuviera que expresarse para definir su FUNDACIÓN, no referiría otra cosa que tenacidad, esfuerzo y vida. No obstante, durante el trayecto y en todo proceso, la contradicción aflora siempre, intentando atraer hacia sí imágenes o símbolos que se superponen: a la Naturaleza del espacio “in situ” se enfrenta la propia obra, creada o recreada, como si de un jardín o un templo para la devoción se tratara; el recogimiento solitario y habitual del artista,“la paz callada y la soledad sonora”, se diluye entre visitantes y amigos, que recorren las sinuosidades del espacio jardín configurado, y observan los elementos de devoción, dispuestos dentro de un orden predeterminado. Todo confluye, una vez más, en el lugar de la mente que representa la firme voluntad de Berrutti con su obra; como el flujo y reflujo de las olas sobre un mar complejo, que siempre van a terminar en la playa de arena fina o guijarros de forma cadenciosa y solícita.
Ciclo cerrado.

©LUIS BERRUTTI